Vuelacos

500 Km, Copa Floren 2020

5 de Julio 2020. Plataforma llena a primera hora de la mañana.

Después de hacer el día anterior el 300 para la copa Floren, hoy tocaba el 500. La idea era hacer la tarea Dosbarrios, Almadén, Albadalejo, Dosbarrios que intentaron hacer Pedro y David el día anterior sin conseguirlo por salir tarde, pero tuvimos que cambiarla ya que no teníamos esos puntos en el fichero, no sé por qué. Al final encontramos puntos cercanos Almadenejos y Alcaraz que nos daba un triángulo de 518 km, perfecto.

Preparando la parrilla de salida

                Empiezan los problemas. No hay remolcador. Salen Pili y Carlos con el 25M de pollosonda. Los demás a esperar pacientemente. A las dos y diez llega el remolcador de un vuelo de escuela de Privado  y cambia rápido de la Tobago a la Robin para remolcarnos.

A las dos y veinte sale por fin Piños con el LS-6 P2. La Robin hace un ruido muy raro, algo pasa al motor. Aterriza después de soltar a Piños y se va al hangar. Hay que cambiar de remolcadora.

En pista, desesperados viendo como estaba el día y pensando que nos lo perdíamos.

  Por suerte el cambio de remolcadora es rápido y a las tres menos veinte sale José Miguel en el 5J. Después me toca a mí y salgo a las tres. Es tan tarde que ni hago prueba de motor. Subo fácilmente a 1.700 m suelo en la primera térmica y doy la salida a las tres y cuarto. A esas horas pienso que será imposible hacerme el 500, llegaría después de las ocho, yo que casi nunca llego más allá de las siete. Y encima a los Montes llego con 1.000 m. Subo al límite de la D52B y pregunto a Pili y Carlos que iban ya camino de Sierra Nevada y llevaban más de dos horas volando. Nos dicen que está muy bien hacia el sur con nubes por todas partes. El primer tramo hasta Almadenejos lo hago a 118 km/h que no está mal, pero sigo sin pensar en cerrar la tarea. Por detrás de mí vienen Pableras y Tudi. En Almadenejos coincido con José Miguel y su Ls4.

Pasado Almadenejos cojo una térmica que me sube a 3.550 m mar y comienza el tramo mejor y más fácil, 92 km delfineando hasta pasar la N-IV donde cojo una térmica de 4 m/s integrado que me sube a 3.900 m, techo del día. Por aquí empiezo a pensar que puedo cerrar la tarea. Son las cinco y veinte y ya he hecho la mitad del recorrido.

Delfineando en el segundo tramo, camino de Alcaraz. +6.3 m/s marca el LX

                El segundo tramo hasta Alcaraz lo hago a 142 km/h. Queda el último tramo que siempre se nos da peor, la zona de Tomelloso. Comienzo mal, cogiendo térmicas flojas y dando alguna vuelta innecesaria buscando nubes que tenían buena pinta. En Ruidera cojo por fin una buena que me sube a 3.800 m, más que suficiente para pasar el agujero de Tomelloso y llegar a Alcázar donde reposto un poco y ya poder llegar a Ocaña sin problemas. Planeo final de 85 km disfrutando. A Dosbarrios llego con 745 m agl. El último tramo me lo hago a 135 km/h a pesar de los errores del principio.

                Aterrizo a la siete y veinte después de cuatro horas veinte de vuelo. Lo he conseguido y me ha sobrado tiempo y todo. El Lx me dice que he cerrado el 500 a 131 km/h. No me lo puedo creer, ya lo comprobaré en casa. Imaginaos a qué velocidad se lo hubieran hecho los que corren de verdad, VentiPaco, Speedy, Aldo, Jorges, etc. Mención especial a José Miguel que cerró también el 500 con un Ls4 a 111 km/h. Pableras y Tudi salieron tan tarde que se dieron la vuelta en el segundo tramo, en la N-IV. Algunos deciden irse a Fuentemilanos a terminar la temporada para no sufrir los problemas de remolque y pista.

Recogiendo el velero después del vuelo

                Dedicado a Floren. Y gracias a la organización del AeroClub Collarada, sobre todo a Gorka que lleva un mes detrás de mí para que escribiera algo del vuelo jaja.

                Saludos y felices vuelos.

                               Alfonso Pedrero Muñoz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *